Cerramos un año más con la mochila llena de aprendizajes y nuevas experiencias.

Durante 2018 hemos acompañado a muchas personas en sus retos empresariales. Gracias a ellas hemos aprendido en profundidad acerca del funcionamiento de actividades económicas diversas.

Nos hemos formado junto a docentes de la talla de Oscar Torres o Mónica Utrera, preparándonos para gestionar mejor las ventas B2B y comunicarnos de forma más auténtica y eficaz.

Hemos apoyado el desarrollo del negocio electrónico de diferentes marcas, demostrando una vez más que éste es un canal de venta que debe ser viable por sí solo, como una unidad de negocio más.

Hemos tenido la suerte de seguir acompañando a empresas como Alqvimia o ToGrowfy, entre otras, y de empezar el camino con firmas como Inmaculada García, Afterlife eSports o Mixing.

Nos hemos entrenado durante muchas sesiones de consultoría, formaciones, conferencias y jornadas para aportar cada vez más valor a quienes depositan su confianza en nosotros con el objetivo de que consigan hacer realidad sus planes de expansión.

Día a día hemos comprobado el impacto tan directo de la expansión de las empresas en nuestra sociedad. El crecimiento empresarial genera ocupación, sitúa en el mercado productos de alto valor añadido y dinamiza la economía del país.

Las franquicias son una buena forma de emprender de forma cooperativa, aprovechando el conocimiento y la experiencia de unos (franquiciadores), para el desarrollo y aprendizaje de otros (franquiciados). El impacto de los negocios es mucho mayor cuando se fusiona la energía de los equipos de trabajo en lugar de emprender en solitario.

2019 nos va a deparar nuevas oportunidades de desarrollo de negocio, especialmente a nivel internacional. Estamos preparados para abordar estos nuevos desafíos y nos ilusiona compartir nuestros avances con vosotros.

Queremos agradeceros que viajéis con nosotros. No podríamos tener mejores compañeros.

Feliz 2019

 

 


Entradas Relacionadas