Relacionado con: , ,

Inmaculada García es una marca consolidada en el sector nupcial con reconocimiento internacional. Se trata de una firma innovadora y diferente, que es sinónimo de confianza, delicadeza, personalización y calidad. Por eso, uno de les objetivos de la empresa es crecer a través de una red de franquicias sin perder la cercanía y conservando el modelo de negocio.

Por eso, las franquicias Inmaculada García cuentan con la figura de la gestora de tienda y dinamizadora para atender al franquiciado en todas sus necesidades. Asimismo, se dispone del respaldo del brand controller y la presencia de la diseñadora en momentos puntuales.

Inmaculada García fabrica todos sus vestidos íntegramente en Barcelona, con tejidos de gran calidad que provienen de España y Europa. En las tiendas IG las novias viven una experiencia íntima e inolvidable. Modistas y patronistas profesionales las acompañan en todo momento para ajustar y personalizar su vestido de forma individualizada.

Se trata de un concepto de éxito probado único y consolidado y de una inversión rentable bajo una marca reconocida y en expansión. La firma está presente en 17 países y próximamente se abrirán franquicias en distintos puntos tanto nacionales como internacionales, de acuerdo con el plan de expansión que tiene la empresa para los próximos 4 años. El canon de entrada es de 20.000 euros y la inversión total es de 600 euros /m2, según características del local.

El alma y el equipo

Inmaculada García abrió su primer Atelier en el centro de Barcelona en 2008 e inició su actividad profesional produciendo su propia y exclusiva línea de vestidos de novia y fiesta. En la actualidad, la marca se vende en 17 países a través de 59 puntos multimarca y tres tiendas IG en Barcelona, Madrid y Puebla.

La filosofía de la empresa no puede entenderse sin dos elementos esenciales, en palabras de la propia diseñadora: el alma y el equipo, son los fundamentos del éxito de la firma.


Entradas Relacionadas