Relacionado con: , ,

La franquicia es un sistema comercial que hace posible la expansión de la empresa franquiciadora y, a la vez, el crecimiento de sus franquiciados. Para ello, resulta fundamental que la relación entre ambas partes responda a los criterios de la “franquicia ética”.

Denominamos franquicia ética a aquella que establece unos vínculos equilibrados entre el equipo profesional de la misma y sus franquiciados; asistiéndoles, buscando relaciones de ganar – ganar, facilitándoles herramientas para el día a día y celebrando los logros.

Son franquicias éticas aquellas que basan su modelo de negocio en buenas prácticas empresariales y realizan las gestiones y modificaciones necesarias para poder servir a sus clientes y franquiciados bajo estandartes de calidad.

No es un tema nuevo. Desde hace ya algunos años, asociaciones del mundo de la franquicia tales como Franchise Association, World Franchise Council o la Federación Europea de Franquicias disponen de códigos deontológicos que promueven comportamientos leales.

Sabemos que en los negocios hay que asumir ciertos riesgos pero las reglas del juego deben ser respetadas siempre. La ética empresarial debe ser uno de los pilares de la cultura de la compañía propiciando empresas socialmente sanas, respetuosas con otros y, naturalmente, económicamente rentables.

En Top Ten Franquicias estamos con las franquicias éticas y nos demarcamos de cualquier proyecto en el que no se den las condiciones comentadas. Queremos negocios que funcionen con éxito de forma bilateral, tanto para las franquicias como para los franquiciados.

 

 

 


Entradas Relacionadas