Relacionado con: , ,

Muchas franquicias están recibiendo solicitudes de potenciales franquiciados interesados en abrir puntos de venta en el extranjero, lo que resultar muy tentador. “¡Nuestro negocio resulta interesante para los inversores!“, “¡La notoriedad de nuestra marca va a crecer a nivel mundial”, “¡Nuestra cuenta de resultados aumentará de manera exponencial!”, son algunos de los pensamientos y situaciones ideales que pasan por la mente de los responsables de la franquicia que recibe una petición de este tipo. Sin embargo, la expansión internacional ni resulta sencilla ni es siempre apropiada.

Para salir fuera es fundamental que la franquicia tenga la madurez suficiente a nivel nacional y una operativa probada en varios puntos de venta. Además, ha de contar con recursos técnicos y humanos desarrollados de forma adecuada según las necesidades de una red que va a precisar asistencia extra para su ampliación.

Por otro lado, es recomendable realizar un análisis de la estrategia de internacionalización a llevar a cabo, estudiando aspectos como:

  • ¿cuáles son los mercados más convenientes?
  • ¿se precisan, o no, adaptaciones a la cultura del país?
  • ¿a qué legislación nos atenemos en materia de franquicias y en el sector de actividad concreto en el que vamos a operar?
  • ¿cómo cabe esperar que funcionen los vínculos con las personas con las que trataremos en el país en cuestión?

Asimismo, antes de comenzar la expansión internacional, se debe realizar un estudio de la franquicia y preparar la nueva etapa formando a los equipos que la van a desplegar y revisando la vertiente jurídica para asegurar la protección necesaria ante eventuales conflictos.

Otra recomendación importante es iniciar la expansión internacional en países relativamente cercanos, donde las adaptaciones culturales sean livianas y el idioma no sea una barrera.

Pero no se acaba aquí. También se debe estudiar cuál es la mejor forma de establecerse: franquicias, join venture, máster franquicia… La decisión dependerá del tipo de franquicia y de las características del mercado que se quiere abordar.

En definitiva, un exhaustivo análisis previo a la internacionalización minimizará los riesgos inherentes a una decisión estratégica de grandísimo calado para la franquicia y su futuro.


Entradas Relacionadas