Relacionado con: , , ,

Afterlife, el visionario bar con temática de videojuegos, abrió su primer local en Zaragoza . El nuevo establecimiento, de más de 100 metros cuadrados, está situado en el número 18 del Paseo Fernando el Católico. En una gran fiesta de inauguración, el bar se vestirá de gala con leds y pantallas para recibir a los gamers zaragozanos. Con esta apertura, Afterlife inicia su proyecto de expansión nacional para proporcionar un espacio a los fans de los esports (competiciones profesionales de videojuegos, el nuevo espectáculo deportivo para los jóvenes) donde compartir su afición y seguir los últimos eventos del mundo de los videojuegos.

El primer Afterlife, predecesor del zaragozano, nació en 2015 en el centro de Barcelona. Su objetivo: dar respuesta a la necesidad de los aficionados a los esports de un lugar permanente, donde reunirse con amigos para ver cualquier videojuego y disfrutar de una bebida o una buena cena.

Después de tres años creando comunidad en Barcelona, Afterlife tiene 4500 clientes fidelizados y llenan un aforo de 90 personas todos los fines de semana, sirviendo más de 11.000 cenas a lo largo del pasado 2017. Con sus más de 12.000 seguidores en toda España, la empresa inicia en Zaragoza su plan de expansión, con el que prevé abrir 20 nuevos establecimientos en los próximos tres años.

Afterlife no es sólo un espacio para los amantes de los videojuegos: El local acoge también a quienes sientan simple curiosidad o busquen un lugar agradable en el que pasar el rato, atraídos por la carta o el trato cercano del personal. Es la mejor manera de descubrir un mundo hasta ahora virtual y adentrarse en las nuevas competiciones de los videojuegos más punteros.

Durante la fiesta de inauguración, el bar ofreció tapas basadas en la carta y una “poción” gratuita de vida o de maná (el cóctel característico del local) a todos los asistentes.